25 C
Dominican Republic
miércoles, octubre 5, 2022
  • Banner Primero TU Dicom

MÁS

    Jairo Varela; diez años sin el fundador del Grupo Niche

    -

    spot_img

    Con un infarto se acabó todo, se acabó la vida de Jairo Varela, y empezó la leyenda. Fue en agosto de 2012, un día como el de hoy. Le atacó directo el miocardio. Los doctores dijeron que fue uno agudo, como si el grave fuera más llevadero.

    La familia fue primero y luego el mundo entero de la salsa, quienes trabajaron con él y aquellos que lo admiraron y gozaron a más no poder con su música.

    El 8 de agosto de 2012 Jairo de Fátima Varela Martínez dejó de respirar en este mundo y se fue a prender la fiesta allá en el otro lado.

    Hoy se cumplen diez años de la partida de Jairo Varela, y todavía la gente sigue bailando con su música como si fuera ayer, como si no hubiese pasado el tiempo.

    Nacido en Quibdó, Chocó, en una época de juglares, Jairo Varela fue el responsable de que hoy exista el Grupo Niche. Él fundó el grupo y escribió sus primeras canciones.

    Los dirigió en su camino hacia la fama, los condujo cuando tocaron por primera vez en Nueva York y aún después de la muerte pareciera que sigue estando ahí. Y se escucha más cuando en las calles suena Cali Pachangero, o Gotas de Lluvia, o La Magia de sus Besos, o cualquiera de sus temas.

    Es que por culpa del hombre hay salsa de la buena todavía.

    Varela cumple en 2022 diez años de muerto. Su legado aún está vivo.

    Le bastaron cinco letras para cambiar el rumbo del género en el país: N-I-C-H-E. Desde su primera producción ‘Al Pasito’, en 1979, publicada por Discos Daro, el sello del inmigrante polaco Simón Daro, se veía que tenía algo distinto.

    El disco incluyó temas como Rosa MeneoA ti Barranquilla y Tiempos de ayer. Ahí ya se veía que no sería otro salsero más. Durante más de 40 años, él y su grupo han reinventado el sonido del salsero.

    Quienes lo conocieron resaltan su gran disciplina y su compromiso, el amor que le tenía a su orquesta, a su música. Fue más que preciso en la elección de los sonidos y de quienes los interpretaban. A su lado trabajaron artistas como Álvaro Cabarcas ‘Pelusa’, Diego Galé, Charlie Cardona, Álvaro del Castillo, Willy García, Javier Vásquez, Oswaldo Román, Óscar Iván Lozano y José Aguirre, actual director artístico de la agrupación.

    Con Varela, el Grupo Niche marcó varios hitos y quizá el que más resalta es el hecho de que es la única agrupación colombiana que se ha presentado 17 veces en el Madison Square Garden de Nueva York.

    Para José Aguirre, director musical del Grupo Niche, Varela consiguió abrir la brecha del género y darle identidad a la salsa colombiana que conoció el mundo en esos años. “Escribió más de 250 canciones, que permanecen en la memoria del público, (…) dejó un legado inmenso de arte, música y cultura (…)

    Fue un adalid de la cultura afrodescendiente colombiana, escribió y produjo más de 30 álbumes con su agrupación. Inspiró a muchos a tomar el camino de la música.

    Valera fue el principal artífice para que Cali fuera llamada la Capital Mundial de la Salsa y sembró las semillas para impulsar que la salsa caleña fuera hoy declarada Patrimonio Inmaterial de Colombia”.

    Como él, Rafael Quintero, investigador y gestor cultural, opina que el sello de Varela, su obra, radicó en el sonido distintivo de su música, “con gran acento en la melodía y en la lírica de sus canciones.

    No se parecía a la salsa que se hizo en Nueva York. Fue uno de los reyes de la creación de la melodía en la salsa latina con sello universal para la sociedad globalizada, con lo cual pudo viajar, a través de las épocas, siempre vigente”.

    Su hija, hoy directora general del Grupo Niche, Yanila Varela, recuerda el gusto de su padre por la comida y la gastronomía del Pacífico, su preocupación por dejar mensajes en sus letras, su gusto por el deporte y la cultura en general, el amor a su tierra y a su etnia, su buen corazón…

    “Le gustaba estar rodeado de personas, no le gustaba estar solo, a menos que estuviera en época de creación o trabajando en algún proyecto”, le dijo a El Heraldo, en una entrevista con motivo de estos diez años.

    Para ella, la música de su padre trasciende por su lirismo, más allá de por sus sonidos.

    Lo cierto es que el 99% de sus canciones son reconocidas. Lo único que uno puede pensar es que él tenía la fórmula, la magia. Con él la salsa se hizo universal, y pasarán los años y su nombre, su música, aquí seguirá estando.

    spot_img

    Recientes

    • 300x250 primero tu

    • En cada rincon turismo 300x250

    • Banner censo 300x250

    Las más Leídas

    spot_img