10.4 C
Dominican Republic
jueves, enero 20, 2022
MÁS

    Trabajadores domésticos parte I: antecedentes y situación mundial

    -

    1. Introito:

    Los trabajadores domésticos realizan labores que conllevan un alto compromiso sobre el cuidado del hogar y de lo que en él habita. A través de los tiempos han sido víctimas de exclusión de algunas de sus prerrogativas fundamentales, debido a que en muchos países no están protegidos por las leyes laborales o estas contienen escasos reconocimientos de derechos. Por esto continuamente son víctimas de abusos y arbitrariedades por parte de sus patronos. Las personas que se dedican a ejecutar este tipo de tarea, en muchos de los casos, no tienen garantizada siquiera una retribución apropiada.

    El Convenio 189 sobre el trabajo decente para los trabajadores domésticos y la Recomendación 201, ambos adoptados el 16 de junio de 2011 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ofrecen una posibilidad trascendental para hacer del trabajo doméstico una profesión digna, garantizando la inclusión de los trabajadores domésticos en la normativa laboral.

    II. Antecedentes del trabajador doméstico:                  

    Antes de abordar los antecedes de los trabajadores domésticos, es importante definir el tipo de labor que los mismos realizan. El trabajo doméstico engloba el conjunto de las labores del hogar, tales como: limpieza de la vivienda, de las ropas y los calzados, la preparación de alimentos, el cuidado de los animales, enfermos, niños, personas de edad avanzada, etc.

    Históricamente, el trabajo doméstico está vinculado a la esclavitud, el colonialismo y otras formas de servidumbre. Los trabajadores domésticos, a diferencia de los siervos y de los esclavos, reciben un salario, ya sea en especie: alojamiento, vestimentas y alimentos; en ocasiones solo con retribuciones económicas, o ambas cosas.

    El colectivo de los trabajadores domésticos ha estado muy alejado de las mejoras en las condiciones de trabajo conseguidas por el sector sindical y obrero. Analizando sus principales problemas encontramos la falta de una retribución digna, un buen acuerdo laboral, reconocimiento de horarios determinados, establecimiento de una pensión, prestaciones laborales, entre otros derechos.

    III. Los trabajadores domésticos en el mundo:

    Los trabajadores domésticos ejercen su labor tras las puertas cerradas de los hogares, escapando a las miradas exteriores, por lo que han permanecido largo tiempo fuera del alcance de los instrumentos tradicionales. Pero ello no debería ser un pretexto para la inacción. De hecho, la ampliación de la protección legal a los trabajadores domésticos es viable. Muchos países lo han hecho en el pasado. Recientemente, otros han emprendido reformas legislativas y de política orientadas por importantes instrumentos nuevos de la OIT.

    El Convenio 189 sobre el trabajo decente para los trabajadores domésticos y la Recomendación 201 que lo acompaña, brindan una oportunidad histórica para hacer del trabajo decente una realidad para los trabajadores domésticos de todo el mundo. Este informe presenta estadísticas sobre las exclusiones actuales de la legislación relativa a las condiciones de trabajo, y los intentos de captar la verdadera dimensión del sector del trabajo doméstico. Sus conclusiones son reveladoras: el trabajo doméstico representa una parte significativa del sector asalariado en el mundo, pero los trabajadores domésticos siguen, en su mayor parte, fuera del alcance de la legislación, por lo que carecen de la protección jurídica de que disfrutan los demás trabajadores.

    Basándose en estadísticas oficiales de 117 países y territorios, se estimó el número de trabajadores domésticos en el mundo de 52,6 millones en 2010. Además, según los datos que proporcionan las estimaciones, se trata de una fuerza de trabajo que ha aumentado en más de 19 millones de trabajadores desde 1995, cuando los trabajadores domésticos en el mundo sumaban 33,2 millones.

    Lo anterior deja claro que dicho sector debe ser apoyado por los gobiernos, se les debe garantizar prerrogativas como el derecho a la seguridad social para mejorar la protección de las necesidades socialmente reconocidas, tales como: la salud, vejez o discapacidades. Esta es la base para amparar a este gran sector laboralista del mundo, para ver cambios en el mismo y lograr que pasen de ser empleos informales a formales.

    En las publicaciones siguientes estaremos abordando los siguientes tópicos: i) Importancia y principales disposiciones del Convenio 189 de la OIT; ii) La Recomendación 201; y, iii) La situación actual de los trabajadores domésticos en la República Dominicana.

    Fuentes consultadas:

    El Convenio 189 y la Recomendación 201 de la OIT sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos.

    Domestic workers across the world Global and regional statistics and the extent of protection. (Los trabajadores domésticos en el mundo Estadísticas mundiales y regionales, y alcance de la protección jurídico).

    Recientes

    spot_img

    Las más Leídas